Inés, una de mis novias más decididas, viajó desde Holanda, donde reside (aunque es y se casó en Luarca) hasta Bilbao para encargarme su vestido de novia.

Todo comenzó cuando vio esta foto en Vogue Novias y vio mi vestido, se identificó totalmente con él y ya no quiso mirar más, vino a Bilbao a verme y fue probárselo y decidirse. Ni la distancia ni las 5 pruebas que tenía por delante la pararon.

Publicación Alicia Rueda Vogue novias
Durante las pruebas ajustamos cada detalle del vestido completándolo con unas arriesgadas pero perfectas sandalias de Piton de Aquazurra y un velo corto.

El maquillaje de la mano de Reyes Tabares y la peluquería de Barbara de Barbareando, el lugar la capilla de la Atalaya (Luarca), que fue decorada por Soriana, un matrimonio del pueblo que siempre decora la capilla.

Las flores de su ramo eran de su jardín y las alianzas en oro rosa.

Las fotos estuvieron a cargo de Días de Vino y Rosas que hicieron un trabajo espectacular sorteando la lluvia y haciendo de ella unas imágenes que recuerdan a una película Italiana.